Mario Kuri-Aldana 

(1931-2013)

MARIO KURI-ALDANA Nació en Tampico, Tamaulipas, en 1931. Estudió  la Escuela Nacional de Música de la UNAM, donde se recibió en 1965 con el título de maestro en composición.   Fue becario fundador, junto con once compositores latinoamericanos, del Centro Latinoamericano de Altos Estudios Musicales de Buenos Aires, Argentina, donde estudió con Ginastera –Director del Centro-  Malpeiro, Copland, Messiaen, Maderna y otros notables maestros, los años 1963 y 64.

 

Compuso  alrededor de 250 obras de diversos géneros, la mayoría por encargo, habiendo recibido premios y distinciones por algunas de ellas. 


Entre 1959 y 1960,  todavía estudiante en la Escuela Nacional de Música- realizó viajes de investigación de la música tradicional mexicana y de otros países, gracias a sus encargos como  Coordinador de Investigación Musical en el Fondo

Kuri Aldana 25.jpg

Nacional para el Desarrollo de la Danza Popular Mexicana (FONADAN), Maestro de Composición en la Escuela Superior de Música del INBA,  productor de Radio Educación y Radio UNAM, así como en la Dirección General de Culturas Populares.

 

Estudió dirección de orquesta con Igor Markevich, Jean Giardino y Luis Herrera de la Fuente. Fue Director Titular de la Banda Sinfónica de la SEP, de la Orquesta de Cámara del Centro Libanés, de la Orquesta Típica de la Ciudad de México,  así como director huésped de numerosas orquestas y bandas de México, Cuba, Sudamérica y los Estados Unidos.  En 1994 recibió el Premio Nacional de Ciencias y Arte.  Fue miembro  del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fondo para la Cultura y las Artes (FONCA) , y de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM) y  Presidente de la Promotora de Música de Concierto de México, S. C.

 

Entre sus obras principales se encuentran: Danzas indias (1957), Sacrificio (1959), Los cuatro Bacabs (1960), Máscaras (1962), Xilofonías (1963, Formas de otros tiempos (1971), Concertino mexicano (1974), Noche de verano (1975), Cantar de los vencidos (1975), Ce-Acatl-1521 (1976), Al Ché, Canto de cinco-flor (1980), Concierto tarahumara (1981) y Sinfonía poética (1991).


Su ballet, Sueño de un domingo por la tarde en la Alameda, se inspiró en el famoso mural de Diego Rivera de 1947, en el que el pintor plasma, en un imaginario paseo por la Alameda Central, los recuerdos de su niñez y, al mismo tiempo, realiza una síntesis de la historia de México, representada por algunos de sus personajes más emblemáticos. El ballet, con coreografía de Josefina Lavalle, fue estrenado en 1987 por la Compañía Nacional de Danza.

El Maestro Kuri-Aldana falleció en la Ciudad de México, el 15 de enero de 2013